En el variado mundo del derecho penal, abarcamos todos los procedimientos existentes, dando cobertura jurídica tanto a la acusación, como a la defensa.

En estos procedimientos, dada su complejidad, es conveniente un asesoramiento rápido, en el que poder evaluar los diferentes escenarios que se puedan plantear, para así ejercer un correcto diagnóstico.

Si pretendemos denunciar un asunto, es muy importante saber que es lo que tenemos que dejar claro y aportar aquellas pruebas que guarden relación con los hechos denunciados, evitando contaminar el procedimiento con pruebas y hechos que no guarden relación con lo que se denuncia. De ahí, que sea fundamental un asesoramiento inicial que, en muchas ocasiones, nos ahorrará trabajo y hará que el juzgado actúe con mayor celeridad en el asunto que nos ocupa.

Volver a Servicios

Desde el punto de vista de la defensa, es necesario buscar consejo legal desde el momento que se es conocedor de los hechos investigados ya que, si dejamos pasar las fases iniciales, puede quedar seriamente comprometida nuestra defensa y, en muchos casos, llevarnos a situaciones muy comprometidas, como puede ser el haber perdido la oportunidad de probar o solicitar pruebas que llevarían a buen puerto nuestra defensa.

En este tipo de procedimientos se realiza un presupuesto previo para el cliente sepa que conceptos ha de abonar, tendiendo solo que hacerlo hasta la fase que se llegue, con pagos fraccionados y según disponibilidad económica del cliente, tratando de que nadie se quede sin acceso a un abogado por falta de medios.

Todo lo que necesitas saber sobre los Abogados Penalistas

 

Tejón y Areces Abogados está aquí para responder a todas sus dudas sobre los abogados penalistas.

 

Representamos a clientes de todo el país en asuntos criminales. Muchos acusados que enfrentan cargos delictivos están pasando por el proceso de litigio o investigación penal por primera vez en sus vidas.  Incluso si usted se ha enfrentado cargos legales o una investigación del gobierno en el pasado, puede que aún tenga preguntas acerca de los cargos que enfrenta hoy en día.

 

Los demandados a menudo nos hacen preguntas sobre:

 

  • cómo encontrar y contratar al mejor abogado de defensa penal;
  • qué tipo de abogado defensor contratar;
  • el coste de la representación para llevar el caso;
  • si un abogado puede defender a alguien que saben que es culpable;
  • qué deberes éticos tiene un abogado con respecto al secreto profesional y la confidencialidad.

¿Qué es un abogado penalista?

 

Un abogado penalista es alguien que ha sido admitido para ejercer la abogacía por el colegio de abogados.  

 

El “Colegio de Abogados” es una entidad de derecho público que otorga licencias a los abogados.  Esta licencia, como otras licencias profesionales, le otorga a un abogado la capacidad de ejercer su profesión.

 

Lo más importante es que los abogados de defensa penal trabajan en nombre de los acusados para lograr el mejor resultado posible.

¿Puede un abogado defender a alguien que sabe que es culpable?

 

Sí, un abogado puede defender a alguien que sabe que es culpable. Eso no significa que deba defender a alguien que sabe que es culpable; los abogados privados pueden rechazar cualquier caso o cliente siempre que no sean discriminatorios.

 

Hay diversas razones por las que un abogado defensor puede optar por defender a alguien que sabe que es culpable. Para empezar, los abogados están menos preocupados por lo que hicieron sus clientes, y más pendientes de lo que el gobierno pueda probar que hicieron. Su trabajo no es hacer un juicio moral, sino defender a sus clientes lo mejor posible. 

 

El conocimiento de la culpabilidad (o inocencia) no impone a un abogado el deber de trabajar diligentemente en nombre de su cliente. Incluso en situaciones en que la fiscalía tiene pruebas sólidas contra un acusado, los buenos abogados siguen teniendo un papel que jugar. Pueden tratar de llegar a un acuerdo o luchar para que los cargos por delitos graves se reduzcan a cargos por delitos menores.

¿Qué se considera información confidencial?

 

Casi todo lo que le diga a su abogado puede ser considerado “información confidencial”. Si usted y su abogado discuten un asunto legal, o cualquier cosa relacionada con su representación como cliente, él o ella está obligado a mantener esa información en privado.

 

El secreto profesional y la confidencialidad que lo acompaña es uno de los privilegios más fundamentales e importantes que se conceden a los acusados en el sistema jurídico español. Permite a los acusados ser tan sinceros como sea posible con sus abogados, quienes a su vez pueden ofrecer el mejor asesoramiento y consejo legal.

¿Cómo contratar a un abogado defensor?

 

Hay varias maneras de encontrar buenos abogados, pero la clave es encontrar un profesional especializado en el delito o tipo de infracción que se le acusa de cometer. 

 

La familia, los amigos o los conocidos pueden recomendar a alguien que los haya defendido en el pasado, o a quien conozcan personalmente. Sin embargo, su consejo no será de mucha ayuda si le recomiendan un abogado de tráfico o de divorcio cuando necesite un abogado de defensa criminal. 

Incluso si te recomiendan un buen abogado penalista, asegúrate de que se especializa en casos como el suyo. 

 

Internet puede ser un recurso útil para encontrar un abogado penalista local, especialmente si incluye su cargo específico como una de las palabras clave de búsqueda. Sin embargo, tenga en cuenta que el hecho de que un abogado o una firma en particular aparezca primero en los resultados de la búsqueda no significa que sea el mejor. Una fuerte presencia en línea no necesariamente equivale a una fuerte presencia en los tribunales. 

Los sitios web de los colegios de abogados suelen ofrecer ayuda para encontrar profesionales del sector, pero debe tenerse en cuenta el mismo consejo. El hecho de que un abogado sea el primero recomendado por un sitio web de un colegio de abogados no significa que sea el adecuado para usted y su caso.

 

La mejor opción es investigar como si quisieras comprar un coche nuevo. Llama a diferentes abogados, reúnete para unas consultas, e indaga todo lo que puedas sobre ellos. No necesitas llegar a un entendimiento con el primer abogado con el que hables a menos que estés absolutamente impresionado con él o ella. 

 

Busca a alguien que se especialice en el tipo de delito del que se te acusa, que tenga una tarifa plana o por hora que puedas pagar, y que pueda exponerte su estrategia de actuación de forma que la entiendas. Esta es una gran responsabilidad, así que tómala en serio.

 

Una vez que encuentres a un abogado defensor que quiera llevar tu caso, ya no tienes que preocuparte por la parte complicada. 

 

Los abogados pueden rechazar cualquier caso, por cualquier razón, siempre y cuando su decisión no sea de naturaleza discriminatoria. No lo tomes como algo personal si te han rechazado; puede que ya estén ocupados por un gran volumen de casos, o puede que prefieran trabajar con otros cargos que no sean los suyos. Una vez que dispongas de un abogado que acepte encargarse de tu caso, deberás acordar cómo pagar por su asesoramiento.